Cualquier acto de autoridad debe estar fundado y motivado.


Así lo confirma la SCJN al señalar que las boletas de infracción que emiten los denominados “vigilantes” o “agentes viales” muni